Desde que entró en vigor la nueva tarifa de la luz en el pasado mes de junio, día tras día estamos percibiendo cómo el precio de la luz está marcando récords históricos, elevando su coste a cantidades desorbitadas.

A qué se debe la subida de la luz de verano de 2021 

La entrada en vigor de los nuevos peajes de acceso de la luz ha dado otro rumbo al mercado de las comercializadoras y compañías de luz. Desde junio de 2021, los clientes han percibido cómo el coste de su factura mensual varía en función de las horas en las que utilicen los diferentes dispositivos electrónicos, así como el sistema de iluminación del hogar.

Y ese incremento en gasto de luz se debe básicamente a dos motivos. El primero es la subida del precio del derecho de emisión de CO2 en la Unión Europea; el segundo, el precio del gas natural que España tiene que importar y que se utiliza para producir energía eléctrica.

    Cuáles son las mejores horas para consumir luz

    Utilizar la lavadora a las cinco de la tarde no costará lo mismo que si lo hacemos a las diez de la noche. Los cambios en el precio de la luz están afectando en especial a la franja hora punta, espacio comprendido entre las diez de la mañana y las dos de la tarde y entre las seis de la tarde y diez de la noche.

    Es por ello que, si queremos ahorrar, las mejores horas para consumir luz son las comprendidas entre las doce de la noche y las ocho de la mañana. Además, la hora es indiferente en sábados y domingos y en días festivos nacionales, dado que también comprenden la tarifa más barata en consumo de luz (tarifa valle). En su defecto, será interesante consumir en las franjas de coste intermedio (tramo llano), ocho horas que se encuentran entre las ocho y las diez de la mañana, entre las dos del mediodía y las seis de la tarda y entre las diez y las doce de la noche.

    Cómo frenar la subida de la luz en la factura

    A pesar de que la subida de la luz es un cambio que afecta a todos, lo cierto es que existen varias formas que pueden ayudar a reducir este notable incremento del coste de la luz. Incluso, podríamos llegar a pagar menos que en meses y años anteriores si hacemos un uso muy eficiente de la energía y de la tarifa 2.0TD.

    Una manera de ahorrar es, como hemos comentado, cambiando hábitos de consumo, haciendo uso de la energía eléctrica durante la tarifa valle. O en la zona de tarifa llana si es necesario, pero siempre evitando consumir luz en la ya citada franja de hora punta.

    Es importante, por ejemplo, hacer uso de la electricidad en hora punta sólo para tareas que no podamos evitar y/o posponer. Y, sobre todo, reservar los consumos de electricidad más altos para la tarifa valle. Así, lo aconsejable es utilizar los aparatos que más consumen y que pueden no ser de uso diario o continuo (lavadora, secadora), durante las noches o los fines de semana.

    Siguiendo esta línea, no podemos olvidar la posibilidad de contratar dos potencias diferentes con la tarifa 2.0TD. Así pagaríamos una de mayor capacidad para el horario nocturno y los fines de semana, donde habríamos elegido utilizar los electrodomésticos que más consumen, y una de menor en horario diurno, donde haríamos menor uso de ese tipo de equipos.

    No obstante, la mejor forma de evitar la subida de la luz es apostar por las energías renovables, como por ejemplo la energía solar. Gracias a las placas solares podremos lograr llegar al autoconsumo. Así evitaremos tener que depender al 100% de las compañías eléctricas y notaremos considerablemente una reducción en nuestra factura de la luz cada mes.

    Otra ventaja de las placas solares es que nos proporcionarán energía en las horas donde consumirla por un método convencional es más cara. No tendríamos que hacer uso alguno de la tarifa punta. El sol ya nos abastece. Además, si a esta instalación le añadimos baterías solares, aprovecharíamos aun más esa energía solar, pudiéndola utilizar incluso en horas sin luz natural.

    Abrir chat
    1
    ¿Necesitas ayuda?
    Te ayudamos
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?