Parece asumido globalmente que las instalaciones fotovoltaicas son clave para los objetivos medioambientales. Sin embargo, puede que sigan existiendo dudas acerca de la rentabilidad de las placas solares. Vamos a ver si realmente poner placas solares en casa o una empresa es una decisión inteligente.

 

Factores que determinan la rentabilidad de las placas solares

Coste de instalación de placas solares

Puede variar mucho dependiendo del tipo de instalación fotovoltaica. Las necesidades energéticas determinarán, por ejemplo, el número de paneles a instalar. Además, será diferente una instalación en una vivienda unifamiliar, en una comunidad de vecinos o en una industria. Y, además del precio de los materiales, también variará el de la mano de obra.

Puede servir de ejemplo una vivienda con una demanda de cuatro módulos solares. Su instalación, sin valorar subvenciones, bonificaciones o cualquier tipo de ayuda, puede rondar los 4.200 euros

Vida útil de la instalación fotovoltaica

El aprovechamiento de las instalaciones fotovoltaicas se alarga 30 años. Esa es la cifra que siempre se maneja en el sector. Un dato clave para llegar a saber la amortización de placas solares que podemos alcanzar. La rentabilidad de placas solares se alargará desde el punto en que se iguale el coste de instalación hasta que dejen de funcionar.

Gasto en la factura de la luz

Una familia acogida a un sistema tradicional, de conexión a red eléctrica, podría llegar a pagar de media 70 euros al mes en la factura de la luz. A lo largo del año, la cantidad a pagar sería de 840 euros. Y, en los 30 años que aproximadamente las placas solares estén funcionando, una instalación convencional requeriría de 25.200 euros a pagar en facturas. Siempre que, y de manera improbable, el coste de la luz se mantuviera en tres décadas.

Ahorro en consumo de la red eléctrica

Sería factible encontrarnos en una situación donde el 70% de la energía consumida tuviera de origen la instalación de placas solares. O, lo que es lo mismo, sólo demandaríamos un 30% de energía de la red eléctrica. Eso significaría que, en lugar de pagar 840 euros al año en facturas, únicamente sería necesario abonar 252 en ese concepto. De esta forma, sería posible ahorrar 588 euros cada año.

Años para amortización de placas solares

Siguiendo los cálculos anteriores, podríamos apreciar que es posible llegar a la amortización de placas solares en aproximadamente siete años. Aunque cada instalación de placas solares tenga sus peculiaridades, y así sería posible adelantar o atrasar algún tiempo esa amortización. Y debemos valorar que no hemos incluido ni ayudas ni compensación de excedentes en la ecuación.

Una vez llegado a ese umbral, todo el ahorro será dinero que vuelve a manos del propietario. Y que se alargará hasta los aproximadamente 30 años que dure el funcionamiento de la instalación de placas solares. Es decir, siguiendo con el ejemplo, en 23 años sería posible acabar el balance con un ahorro de 13.440 euros.

Ejemplo de amortización de placas solares

Variables que pueden influir en la rentabilidad de placas solares

Tipos de consumo eléctrico

Más allá del ejemplo visto con una vivienda familiar de consumo tradicional, es necesario recalcar que la rentabilidad de placas solares será mayor cuando las instalaciones y el consumo sean a mayor escala. Tanto en viviendas como en empresas.

Horario de consumo eléctrico

El autoconsumo en placas solares, evidentemente, puede practicarse en las franjas de incidencia solar. Por ello, unos hábitos que provoquen el consumo eléctrico durante las horas centrales del día llevarán a una mayor eficiencia y ahorro. En el resto de horas la electricidad será demandada de la red eléctrica.

Calidad de paneles solares

Será crucial que las instalaciones vayan apoyadas en marcas de confianza. Así será posible obtener toda la energía posible, además de alargar la durabilidad de la instalación. Esto multiplicará, con días y años, la rentabilidad de placas solares

Zona y clima en la instalación solar

A mayor intensidad y duración de los rayos de sol, mayor es el aprovechamiento de la instalación de placas solares. Por suerte, en España es posible disfrutar de la energía solar en todo el territorio. Así, no es extraño encontrar casas con placas solares incluso en la zonas con clima oceánico.

Pago de excedentes de energía

El propietario tiene la opción de que toda la energía generada por los sistemas solares, y no consumida, sea vertida a la red eléctrica. Con ello se recibirá una compensación económica en la factura de la luz. Esta energía siempre es pagada a un precio menor al que la compramos, pero sin duda ayudará mucho a beneficiarse económicamente y a acelerar la rentabilidad de placas solares.

Rentabilidad en imagen y medio ambiente

Más allá del valor económico de una inversión así, es posible apreciar un gran valor medioambiental. Con el consumo de energía solar, se frena la combustión de fósiles y las emisiones de CO2. La satisfacción por ello es evidente, y será un acto que mejore la manera en que desde fuera nos vean, tanto si hablamos de personas como si lo hacemos de empresas. Concienciación, responsabilidad, respeto o modernidad serán valores que asociar a quien se decide por la energía solar.

 

¿Cómo conseguir la rentabilidad de las placas solares?

Para calcular el posible ahorro de instalaciones de autoconsumo lo correcto es contactar con alguna empresa de montaje de placas solares. Ellas harán un estudio sobre el consumo para saber la opción más óptima para realizar la instalación fotovoltaica. Valorarán el tipo de consumo energético, la localización de la instalación y todos los factores que determinen una mayor rentabilidad de las placas solares.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?