Los días con más horas de luz están asociados a épocas de temperaturas cálidas y periodos vacacionales. Existe uno de ellos que es el día más largo del año. Su llegada supone una serie de consecuencias, incluidas las sociales.

 

El día más largo del año

En el hemisferio norte, el día más largo del año es el 21 de junio. Coincide con el día en el que se da cita el solsticio de verano y marca la llegada de esa nueva estación.

Tomando como ejemplo Madrid, en 2022 el día tendrá una duración total de 15 horas, 3 minutos y 39 segundos. El sol saldrá a las 6:45:57 y se pondrá a las 21:49:36, produciéndose el cénit a las 14:17:46.

En A Coruña, por ejemplo, la duración de ese día va hasta las 15 horas, 24 minutos y 28 segundos.

Como vemos, la duración del día más largo del año difiere de cada zona. Lo que es común es que el solsticio de verano marca la llegada de la estación con más sol.

En España el día más largo del año dura en torno a 15 horas; el más corto ronda las 9. Así, la diferencia es de 6 horas aproximadamente. Se trata de una variación que es mayor según nos aproximamos al ecuador, y que en la latitud de los polos sin embargo se reduce al máximo.

El solsticio de verano y su significado

La palabra solsticio procede del latín solstitium, que significa “sol quieto”. Y hace referencia a aquellos días en los que el sol parece inmóvil. Y es que, en torno a los solsticios, se dan cita los días en los que el número de horas de sol varía menos. Su altura máxima parece no variar durante días. Y de ahí procede ese término descriptivo de “sol quieto”.

Hablando del solsticio de verano, éste se produce en el hemisferio norte cuando la Tierra tiene la mayor inclinación del Polo Norte hacia el sol. A partir de ahí, los días comenzarán a decrecer hasta el solsticio de invierno. Tras él, los días comenzarán de nuevo a alargarse. Y así hasta el fin de los días.

En el día más largo del año en el hemisferio norte, hablaríamos de solsticio de invierno en el hemisferio sur. Es decir, el día más corto del año. Y, seis meses después, de lo contrario en cada hemisferio.

La noche más corta del año

La noche más corta del año se da cita entre el 21 y el 22 de junio en el hemisferio norte. Justamente va seguida del día más largo del año. Y, siguiendo con el ejemplo de Madrid, tendrá una duración en el 2022 de sólo 8 horas, 56 minutos y 34 segundos.

 

La noche de San Juan va detrás del día más largo del año y es una de las más especiales

La noche de San Juan

No, la noche de San Juan no coincide con el solsticio de verano, aunque las celebraciones van totalmente dedicadas a la breve duración de la noche. La noche de San Juan no es la noche más corta del año.

El día más largo del año y el día de San Juan podían coincidir, ya que el solsticio de verano se daba en los días 23, 24 o 25 de junio. Así era con el calendario juliano. Sin embargo, con la entrada en vigor del calendario actual, el gregoriano, ambas fechas se distanciaron unos días.

Hablamos de lo que tradicionalmente había sido una festividad pagana, donde se encendían hogueras con ánimo de dar fuerza al sol y así prolongar sus “horas de actividad” diaria. Más tarde, la cita y los ritos fueron asimilada por el cristianismo, manteniendo la fecha del 24 de junio. Ese fue el día en que, según la Biblia, nació San Juan Bautista. Y los textos sagrados también cuentan cómo Zacarías ordenó encender una hoguera para anunciar el nacimiento de su hijo Juan.

Todo pues, era ideal para fusionar con la religión el encendido de hogueras y el misticismo de una noche mágica. Una tradición que lleva celebrándose desde antiguo.

La noche de San Juan, ¿23 o 24 de junio?

Siguiendo la efeméride del nacimiento de San Juan, hay que pivotar en torno al 24 de junio. Las localidades en España no se ponen de acuerdo, y algunas celebran la noche de San Juan entre el 23 y el 24 de junio, mientras otras lo hacen en el cambio del 24 al 25 de junio.

Igualmente, el día más largo del año en España es el 21 de junio, mientras que todas las tradiciones de esa noche mágica van enmarcadas, días después, en la noche de San Juan.

Beneficios de los días más largos del año

Los días largos no sólo significan tiempo de festejos y diversión. Además, la cantidad de horas de sol puede repercutir directamente en la salud y en el bolsillo de las familias. Los principales beneficios son los siguientes:

Facilita tiempo de ocio

En los días más largos es más posible realizar diferentes actividades de disfrute. Y el mejor ejemplo de ello puede ser el turismo, donde estos días dan más posibilidades.

Ayuda a sectores económicos

Algunos sectores como la hostelería se ven muy beneficiados por la afluencia de gente en épocas de días largos y buen clima. También puede apreciarse un importante auge en el sector primario.

Mejora la salud de las personas

Tomar el sol proporciona vitamina D, cuyos beneficios para el cuerpo humano son numerosas. El sol estimula las defensas, con todo lo que eso supone para el cuerpo. Además mejora el estado de ánimo de las personas y favorece la calidad del sueño.

Impulsa el ahorro energético y el uso de placas solares

Cuando disfrutamos de más horas de sol, menos tiempo será necesario hacer uso de la luz artificial. Además, en esas épocas es más frecuente realizar comidas a temperatura ambiente, sin necesidad de guisar o calentar.

Y, en los días con más sol, es más sencillo beneficiarse del autoconsumo solar. Quien se decidiera a poner placas solares en casa verá que el uso de la red eléctrica disminuirá, así como el importe de sus facturas.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?