Una instalación fotovoltaica de autoconsumo incluye múltiples componentes que permiten su correcto funcionamiento, como paneles solares, baterías fotovoltaicas o inversores de corriente. A continuación, explicamos brevemente la importancia de cada uno de ellos.

Componentes de una instalación fotovoltaica

Componentes principales

Placas solares: Los paneles solares, también llamados módulos fotovoltaicos, son componentes formados por un conjunto de células solares que les permiten transformar la radiación solar en electricidad. Existen tres tipos de paneles solares que se definen por la fabricación de las células que los componen, y son: silicio cristalino (monocristalino y policristalino) y amorfo.

Inversor solar: El inversor solar se encarga de convertir la corriente continua (energía producida por módulos fotovoltaicos) en corriente alterna. Es un elemento esencial de cualquier instalación fotovoltaica, ya sea conectada a red o instalaciones aisladas. Existen varios tipos de inversores que se clasifican según si su instalación está conectada a la red eléctrica o es una instalación aislada.

Baterías solares: Las baterías solares son dispositivos que nos permiten almacenar la energía que generamos a través de paneles solares. Este almacenamiento sirve para usar la energía acumulada en días lluviosos o nublados cuando las placas no están funcionando. La instalación de baterías será fundamental en instalaciones no conectadas a la red y conectadas a la red si tienes un consumo elevado durante la noche.

Componentes secundarios

Contador bidireccional: El medidor bidireccional es el dispositivo que cuenta la energía que fluye de la red eléctrica al consumidor (como cualquier otro medidor), pero también cuenta la energía que el consumidor inyecta en la red eléctrica. Este elemento es fundamental en cualquier instalación de autoconsumo con excedentes. La comercializadora te compensa por tu excedente de energía, es decir, por la energía producida y no consumida que hayas vertido a la red.

En todo suministro de electricidad en un inmueble también tiene que haber un contador eléctrico.

Regulador de carga: El controlador de carga es un elemento muy importante porque se encarga de que la instalación con baterías funcione correctamente. La función de este componente es prevenir situaciones de sobrecarga y sobredescarga de la batería. Esto prolonga la vida útil de la batería, y asegura que cuente con la energía suficiente para evitar que se descargue. Existen dos tipos de reguladores: MPPT y PWM. La elección de uno u otro dependerá del estado de tu instalación solar y del uso que vayas a hacer de ella.

Sistema de monitorización: El sistema de monitorización es una aplicación que permite al usuario comprobar de forma remota el correcto funcionamiento de su instalación fotovoltaica. Esta monitorización es en tiempo real y permite optimizar nuestra instalación de autoconsumo. El objetivo de este sistema es que el usuario actúe con rapidez si se detectan fallos y / o averías en el sistema y por tanto es necesario realizar una reparación.

Estructuras y soportes: Las estructuras y soportes son dispositivos que permiten colocar paneles solares en el techo y aprovechar al máximo su instalación. Normalmente se clasifican en fijos y móviles y están fabricados con materiales muy resistentes. Estos materiales permiten soportar el desgaste de las condiciones meteorológicas adversas (lluvias torrenciales, nieve, vientos fuertes, etc.).

Asesoramiento en la instalación fotovoltaica

Dependiendo de su instalación de autoconsumo, existen diferentes tipos de kits solares que integran los elementos fotovoltaicos necesarios para cubrir sus necesidades energéticas.

Pasa saber cúal es el más adecuado para tu proyecto, la mejor opción es contar con un equipo experto que te pueda asesorar. Desde Smart Spain te facilitamos un estudio gratuito y resolveremos tus dudas respecto a los elementos de tu instalación.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?