La Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal, rige las normativas referentes a las zonas comunes a diferentes propietarios. Así, con la Ley de propiedad horizontal aplicada a placas solares, es posible resolver dudas sobre los derechos sobre instalaciones fotovoltaicas en comunidades de vecinos y similares. Con este artículo, se abrirán vías para no tener que decir: «mi comunidad no me deja poner placas solares».

Requisitos para instalar placas solares en comunidad de vecinos

Zona común lo suficientemente grande para instalar las placas. Y que, además, este situada de forma óptima para poder aprovechar la energía solar.

– Los consumidores deben de estar conectados al mismo centro de distribución de la electricidad, y que éste lo haga en baja tensión.

– Entre la instalación fotovoltaica y el lugar de consumo no puede haber una distancia superior a 500 metros.

– La instalación de placas solares y los lugares de consumo deben de compartir referencia catastral considerando los primeros catorce dígitos.

¿Qué dice la Ley de propiedad horizontal de las placas solares?

La actual Ley de propiedad horizontal y placas solares surge de las medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto de Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Y así viene plasmado en el Decreto-ley.

Hablamos de una Ley de propiedad horizontal sobre placas solares que busca favorecer la mejora de la eficiencia energética en los edificios y la implantación de energías renovables.

Los propietarios que quieran llevarlo a cabo deberán convocar una junta o reunión de vecinos donde lanzar la propuesta a votación. Esto es común a todo tipo de instalaciones de placas solares en comunidades de vecinos. Luego podemos encontrar peculiaridades.

 

La ley de propiedad horizontal marca diferencias entre las zonas comunes y el uso privativo

Para placas solares de zonas comunes y/o de todos los vecinos

En el Real Decreto-ley 19/2021, de 5 de octubre, viene reflejada la Modificación de la Ley 49/1060, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal, que afecta directamente a la instalación de placas solares. Esta dicta que, para poder realizar una instalación fotovoltaica, el proyecto tiene que ser aprobado por la mayoría de los propietarios y de la cuota de participación en la asamblea. Saldrá adelante siempre que el coste total anual, descontadas las subvenciones en placas solares y aplicados otros conceptos como la financiación, “no supere la cuantía de nueve mensualidades ordinarias de gastos comunes”.

En caso de que se cumplan esos requisitos, todo vecino estará obligado a realizar la aportación económica correspondiente para los costes relativos a la instalación de placas solares y a su mantenimiento. Independientemente de cuál fuera su voto en la asamblea, ya que también se beneficiarán de la energía solar.

Entre estos tipos de instalaciones podrían aprovecharse para ejemplos como:

  • Iluminación de rellanos
  • Iluminación de escaleras
  • Funcionamiento del ascenso
  • Funcionamiento de la puerta de garaje
  • Iluminación del garaje

Para placas solares de uso privativo en comunidades

Para instalaciones de placas solares para uso privativo dentro de una comunidad de vecinos, de uno o varios propietarios, será necesario pedir permiso a la comunidad para las placas solares. También será necesaria  la aprobación de un tercio de propietarios y de la cuota de participación.

En estas situaciones, los gastos de instalación y mantenimiento de placas solares no afectarán a toda la comunidad, solo a quienes votaron a favor y van a aprovecharse de la instalación fotovoltaica. Aquellos que quisieran engancharse a posteriori a este elemento común, deberán abonar el importe correspondiente a una actualización y el correspondiente interés legal.

Trámites para la instalación de placas solares en una propiedad horizontal

Para completar una instalación solar en una comunidad hay que seguir una serie de pasos. Estos están relacionados con contratos entre propietarios y con las compañías eléctricas para compensación de excedentes, permisos con las autoridades y estudios de diseño para poder hacer la instalación solar más óptima. Podríamos resumirlos en:

  • Acuerdo de compra-venta entre vecinos
  • Acuerdo con la compañía eléctrica
  • Contar con los permisos necesarios (ayuntamiento, empresa, etc.)
  • Estudio solar para analizar y diseñar
  • Realizar la Instalación

En ocasiones, los trámites pueden ser sencillos, pero en otros pueden tener ciertas complejidades. Por ello, y para evitar procedimientos tediosos, es posible contar con empresas de instalación de placas solares, como Smart Spain, donde te facilitamos todo el proceso. Gestionamos todo lo relacionado con la ley de propiedad horizontal de las placas solares y las subvenciones. Hacemos un estudio solar para hacer la mejor instalación posible y, en definitiva, realizamos todo los procesos desde el papeleo hasta la instalación hecha realidad.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?