Si estás en el proceso de decisión de placas solares, una de las cuestiones que debes valorar es si el tejado de tu vivienda es adecuado para realizar una instalación. ¿Qué características debe tener tu tejado? ¿Cuál es el mejor tejado para placas solares? Vamos a resolver estas cuestiones a lo largo de este post.

Elementos a considerar en tu tejado

Cada tejado tiene unas características específicas y son varios los elementos a considerar antes de realizar la instalación de placas solares.

Estado

Antes de realizar la instalación, es recomendable comprobar las condiciones del tejado. Si este tiene daños o está deteriorado, es preferible intentar subsanarlo antes de iniciar la instalación.

Los paneles solares van a durar un mínimo de veinticinco años, por lo que es mejor asegurarse de que el tejado esté en las mejores condiciones posibles para no tener que realizar ningún arreglo en ese tiempo. De lo contrario, si necesitas reemplazar el tejado después de haber instalado los paneles solares, incurrirás en mayores costes a la hora de desinstalar y volver a instalar los paneles.

Los paneles solares son pesados, por lo que también es aconsejable asegurarse de que el tejado pueda soportar el peso adicional.

Dimensiones

Las dimensiones del tejado son uno de los aspectos más importantes si deseas maximizar tu eficiencia. Al fin y al cabo, si dispones de más espacio, podrás instalar mayor número de paneles.

Por hacer una estimación, para una instalación habitual de 4 paneles, con un tamaño promedio por panel de 1,6 metros cuadrados, se requieren 6,4 metros cuadrados.

A la hora de realizar el diseño de la instalación fotovoltaica es importante tener en cuenta cualquier elemento que pueda dificultar la instalación, como chimeneas, respiraderos o tragaluces.

Orientación

La mejor orientación para la instalación de paneles y que éstos reciban la cantidad óptima de luz es la sur.

Los tejados con orientación este u oeste también son aprovechables y generarán una cantidad significativa de electricidad.

El sol de la mañana se reflejará en un techo orientado al este, mientras que el de la tarde y la noche se reflejará en un techo orientado al Oeste.

Los tejados que miran hacia el Norte, Noreste y Noroeste no son adecuados para la instalación de paneles solares porque no recibirán suficiente luz solar durante el día.

Sombras

La cantidad de sombra alrededor del techo también puede afectar la efectividad de los paneles solares. En algunos casos, la sombra no se puede modificar. Por ejemplo, si su casa recibe sombra por otros edificios. En estos casos, la instalación de paneles solares no podrá aprovechar todo su potencial.

Sin embargo, en otros casos las fuentes de sombra sí son subsanables. Es el caso de árboles grandes, que podrían recortarse o talarse.

Resistencia

El peso de los paneles solares, junto con los soportes de montaje, suelen ser resistidos por todo tipo de tejados.

Sin embargo, dependiendo del material, algunos son más resistentes, como la pizarra o arcilla, y otros lo son menos, como la paja o la madera.

Inclinación o pendiente

La inclinación de los tejados juega un papel fundamental cuando se trata de instalar paneles solares y ver si recibirán la luz necesaria.

El ángulo ideal es de 30 a 50 grados, pero siempre se pueden hacer ajustes para que los paneles solares aprovechen todo su potencial.

Materiales

El material de los tejados, como veremos más adelante, influye en otros aspectos relevantes y a valorar en la instalación de paneles solares.

Dependiendo del material, los tejados serán más resistentes, la instalación de paneles será más sencilla o compleja, o tendrán una mejor capacidad de aislamiento térmico.

Vista aérea tejado con placas solares

Tipos de tejado para placas solares según la inclinación de su superficie

La pendiente de la cubierta condiciona la colocación de las placas solares y el trabajo que tendrán que realizar los técnicos instaladores.

Tejados o cubiertas planos

Son tejados horizontales, que disponen de una mínima inclinación para evacuar líquidos y evitar que se acumulen en la superficie.

Suelen ser utilizados como terraza y zonas transitables.

Permiten instalar placas solares sin problema y facilitan el trabajo de los técnicos de placas solares.

Tejados o cubiertas invertidas

Las cubiertas invertidas son planas, de superficie transitable y, su diferencia con las planas tradicionales, radica en que es el aislante térmico quien protege el sistema de impermeabilización y no al revés.

Al ser planas, instalar paneles solares en esta superficie es también sencillo.

Tejados o cubiertas con pendiente inclinada

Estos incluyen aquellos tejados con una inclinación superior a los 10 grados.
Permiten la instalación de placas solares, pero hay que revisar el material del que están compuestas.

Estos tejados son muy variables en función de la cantidad de planos o faldones, lo que puede dificultar la colocación de las placas. Además, hay que valorar la orientación, buscando siempre el Sur.
Pueden ser a un agua, a dos aguas, a cuatro o más aguas. El número de vertientes del tejado también dificultará la instalación, complicándose cuantas más vertientes tenga el tejado.

Tejados o cubiertas mansardas

Estos tejados de origen francés se caracterizan por tener un faldón inferior mucho más inclinado que el superior. Permiten aprovechar mejor el espacio interior y la instalación de ventanales.

Pero en cuanto a las placas solares, limitan el espacio total disponible para su instalación. No obstante, es posible mediante asesoramiento de expertos.

Tejados o cubiertas carpadas, o en pabellón

Son tejados con una cubierta inclinada de fuertes pendientes que confluyen en pico, con una planta poligonal a cuatro aguas. Son típicos de las construcciones religiosas.

No son muy apropiadas para la instalación de placas solares, ya que entrañan mucha dificultad.

Fachadas de edificios

No son tejados, pero también son superficies donde se pueden instalar placas solares.
Son buenas superficies donde instalar paneles, porque reciben gran cantidad de sol. Además, la tecnología permite que las estructuras fotovoltaicas sean cada vez más sencillas, como, por ejemplo, la posibilidad de instalar paneles transparentes.

Para su instalación, se requieren de equipos especiales como grúas, por la posición y dificultad para trabajar.

Placas solares en fachada

Tipos de tejado para placas solares según el material

La mayoría de los tejados funcionan bien para la instalación de placas solares, pero en función del material con el que esté construido el instalador tendrá que valorar diferentes aspectos.

De tejas de asfalto

Los tejados de tejas son uno de los tipos de tejado más común. Las tejas de asfalto están hechas de una esfera de celulosa o de un material de fibra de vidrio con asfalto agregado al producto al final del proceso de fabricación.

La instalación de paneles solares en techos de tejas es bastante simple y requiere montajes penetrantes estándar que se conectan fácilmente. Para la instalación, es necesario taladrar montantes en el techo para que se adhieran los paneles solares. Los espacios entre los paneles y los montantes se cierran y sellan con tapajuntas para evitar que el agua se filtre entre el techo y el panel y pueda entrar en tu hogar.

Muchos propietarios y constructores de viviendas usan techos de tejas porque son económicos y tienen una duración media. El tejado de tejas de asfalto hay que cambiarlo aproximadamente cada veinte años.

De tejas de arcilla

Los techos de tejas de arcilla no suelen ser únicamente de arcilla. Estas tejas están compuestas por pizarra, hormigón y arcilla.

Instalar paneles solares en tejados de arcilla presenta algunos desafíos. Por un lado, la forma en la que te mueves por el techo es diferente y ha de ser más cuidadosa. Las tejas de arcilla son muy resistentes a los elementos, pero no tanto a las pisadas de los instaladores

En un tejado con estas características, las placas solares se pueden instalar utilizando un soporte de penetración estándar que eleva ligeramente los paneles por encima del tejado.  En ocasiones, puede ser necesario cortar o quitar ciertas tejas para poder instalar los soportes.

Aunque los techos de tejas de arcilla pueden ser estéticamente más bonitos, por lo general son más caros y pesado que otros. A su favor, son muy duraderos y generalmente más impermeables que otros tipos de tejado.

De pizarra

Son habituales en climas fríos y de montaña. En España, son habituales en la zona Norte.
Las tejas de pizarra se colocan sobre unos listones de madera, los cuales no hay que cambiar ni voltear. Son una buena opción para la instalación de placas solares en casas de montaña, aunque en estos casos hay que valorarlo teniendo en cuenta el clima de la zona.

De metal

Los techos de metal funcionan muy bien para las instalaciones de paneles solares. No son tan habituales en viviendas, pero sí en edificios o construcciones industriales. Si el techo de metal tiene costuras alzadas, donde se ensamblan las láminas o piezas de metal, esto permite una fácil instalación de los paneles solares porque no requiere taladrar para su instalación.

Los tejados de metal también son excelentes para mantener la casa o edificio más fresco, ya que reflejan cualquier luz que no llega a los paneles solares.

Una de las razones por las que las personas eligen los tejados de metal para sus hogares es debido a su ciclo de vida tremendamente largo. Los tejados de metal pueden durar entre cuarenta y casi ciento veinticinco años. Son muy resistentes.

Por otra parte, los tejados de metal son más caros que otros materiales para techos y pueden ser bastante ruidosos con clima adverso. Afortunadamente, si tienes paneles solares instalados, parte de ese ruido se bloquea.

De alquitrán o grava

Aunque la mayoría de tejados de alquitrán o grava son planos, sigue siendo posible instalar paneles solares en ellos. Para hacerlo, habrá que utilizar soportes con un determinado grado de inclinación para que las placas solares reciban la luz óptima para la generación de energía.

Estos tejados son probablemente los más fáciles a la hora de trabajar, precisamente por su carácter plano.

Estos tejados son de los más económicos y su vida útil no está nada mal, alrededor de los veinticinco años. Están sellados herméticamente para evitar grietas y fugas, y brindan una excelente superficie de soporte plano.

De madera

En los tejados de madera también es posible instalar paneles solares y son una opción sólida para ello.

Los más habituales están fabricados con madera de roble, que es más resistente.

Requieren una verificación adicional para analizar los protocolos de seguridad contra incendios y, además, cada diez años, las tablas deben darse la vuelta.

Prefabricados

Debido a su composición múltiple, hay que valorar su resistencia y complexión del material para determinar si son adecuados para la instalación de placas solares.

Pueden estar formados por placas de hormigón armado, placas de fibrocemento, planchas de PVC o láminas de policarbonato de poliéster.

No recomendados

Hay algunos tejados que no son los más recomendables para la instalación de placas solares.

  • Tejados de paja: aunque ya se ven muy pocos, no tienen mucha resistencia y aumentan el riesgo de incendio.
  • Tejados de vidrio: su problema también es la resistencia.
  • Tejados que contienen asbesto o amianto: por razones de salud y seguridad, mientras no se elimine este mineral tóxico, no es recomendable instalar placas solares.

¿Cómo saber si tu tejado es apto para instalar placas solares?

Para saber si tu tejado reúne las condiciones adecuadas para una instalación de placas solares, lo ideal es que cuentes con una empresa experta que te asesore antes de comenzar la instalación.
En Smart Spain, nuestros técnicos fotovoltaicos durante la visita técnica previa al inicio de la instalación, te trasladarán cualquier posible inconveniente.

Si quieres conocer si tu vivienda está preparada para la instalación de placas solares, puedes contactar con nosotros y solicitar un estudio gratuito.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?