El aprovechamiento de las energías renovables ha evolucionado mucho en los últimos años. Es el caso de la energía fotovoltaica. Sin embargo, para valorar una posible instalación, es importante conocer las ventajas e inconvenientes de las placas solares como captadoras de energía.

Ventajas de las placas solares

Los beneficios de la energía solar son múltiples. Vamos a recogerlos en cinco para poder tener una idea global de manera más rápida.

1. Amortización de placas solares

En buena parte de los casos podría afirmarse que la amortización de las placas sociales se alcanza en torno a los siete años. Y el beneficio se alargaría, al menos, hasta los 25 años de buen rendimiento que garantizan las marcas. Incluso, la vida útil de las placas solares puede alargarse hasta los 35 años según el ICSID. Por último, la rentabilidad de las placas solares se puede maximizar si se accede a la compensación de excedentes de energía generada y no consumida.

2. Fuente de energía limpia e inagotable

Para generar energía fotovoltaica no se consumen recursos naturales finitos, ni es necesaria una combustión y la consecuente emisión de CO2, ni el transporte de la materia prima. En cambio, hablamos del sol como una fuente de energía inagotable y cuya contaminación, desde la fabricación de las placas solares hasta desecharlas, es mínima.

3. Subvenciones de placas solares

El Gobierno de España está destinando parte de los fondos Next Generation de la Unión Europea a subvenciones de placas solares. Y así viene reflejado en el Real Decreto 447/2021, donde se plantean ayudas relacionadas con el uso de energías renovables. Estas subvenciones son gestionadas por las comunidades autónomas, y pueden ser consultadas y solicitadas a través de Smart Spain.

4. Fácil mantenimiento

El mantenimiento de las placas solares es muy sencillo. En la mayoría de los casos bastará con hacer unas simples comprobaciones y una rápida limpieza cada varios meses. Así aseguraremos un óptimo rendimiento y, además, una buena conservación de los paneles solares. La empresa de montaje de placas solares recomendará, en cada caso, sobre este mantenimiento.

5. Acceso a electricidad en sitios remotos

Existen lugares a donde no llega la red eléctrica y por lo que hay que buscar alternativas. En esos casos una instalación fotovoltaica es ideal porque con ella puede alcanzarse el autoconsumo. En decir, una total independencia energética.

Inconvenientes placas solares

Pero para decidirse por poner placas solares en casa, hay que valorar pros y contras. Y veremos que también existen algunas desventajas.

1. Inversión inicial

La instalación de placas solares tiene un precio más elevado que un alta en una red eléctrica convencional. Por suerte, existe la posibilidad de solicitar las subvenciones para placas solares y, así, conseguir que el acceso a las instalaciones fotovoltaicas sea más cómodo.

2. Necesidad de obras y/o montajes

Igualmente, la instalación puede ser más compleja que en un sistema eléctrico clásico. Principalmente si hablamos de una instalación de placas solares en tejado. No tanto cuando hablamos de paneles solares sobre el terreno.

3. Posible adecuación de horarios

Los rayos de sol no inciden en las placas solares de manera ininterrumpida. La rotación de la Tierra alrededor del Sol provoca los días y las noches. Así, en torno a las horas centrales, en condiciones normales, es cuando se produce una máxima energía solar. Para aprovechar los paneles fotovoltaicos, es en esas horas cuando hay que tratar de realizar las tareas que demandan electricidad.

4. Requiere de espacio

Existen diferentes de placas solares, pero aproximadamente podemos hablar de un metro y medio de largo, un metro de ancho y cinco centímetros de fondo. Y generalmente se necesitarán varias para cubrir unas mínimas necesidades. Por ello, la instalación es inasumible si no contamos con espacio. Por suerte, no suele haber problemas para instalar placas solares en tejados o azoteas. Tampoco en terreno si disponemos de él.

5. Dependencia meteorológica y estacional

No es necesaria una máxima claridad para que las placas solares produzcan energía, pero sí que rendirán mejor cuando la incidencia solar sea mayor. De esta manera, el mayor rendimiento de los paneles puede que llegue en primavera y verano, y en días de buena incidencia solar.

Por suerte, en España las horas de irradiación solar son muy protagonistas. Las condiciones climáticas son favorables, incluso en zonas del norte de la península, donde puede ser más frecuente la asociación de las placas solares y los días nublados.

En definitiva, se aprecia que existen más ventajas que inconvenientes en las placas solares. Y, en España, podría ser aun más rentable una instalación fotovoltaica.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?