Para instalar placas solares en casa, o en alguna empresa, hay que estudiar diferentes factores. Entre los más importantes está la orientación, el lugar de instalación y la inclinación de las placas solares.

La orientación de las placas solares debe ir en contraposición del hemisferio en el que nos encontremos, el lugar de la instalación podrá hacer cambiar estándares, y sobre la inclinación de las placas fotovoltaicas vamos a dar más detalles.

Cómo calcular la óptima inclinación de placas solares

La inclinación de las placas solares viene determinada principalmente por la latitud en la que se encuentre la instalación fotovoltaica. Y para ese cálculo existen diferentes fórmulas. Vamos a ver algunas.

Las más sencillas hablan de aproximar los grados de inclinación a los de la latitud en la que se encuentre la instalación de placas solares. O aplicar la siguiente fórmula: 3,7 + (0,69 x latitud).

Otras fórmulas hacen divisiones entre diferentes estaciones del año. Y se debe a que los rayos de sol en verano llegan más directos, y en inverno más planos.

  • Invierno: Grados de latitud x 0,9 + 29 grados
  • Verano: Grados de latitud x 0,9 – 23,5 grados
  • Primavera y otoño, o lo que sería una instalación neutra para uso anual: Grados de latitud menos 2,5 grados.
  • Invierno: sumar 15 grados a la latitud.

  • Verano: restar 15 grados a la latitud.

La inclinación óptima de placas solares

Las fórmulas anteriores no valoran otras variable y condiciones. Por eso lo más apropiado es llevar a cabo un estudio solar por parte de una empresa de montaje de placas solares. De esta forma será posible obtener una propuesta a medida según las demandas de interesado y de la posible localización. O, en su defecto, tratar de obtener datos relativos al lugar de la instalación con la herramienta PVGIS.

De esta forma, la inclinación de placas solares en España suele tener entre 20 y 40 grados, siendo 30 lo más habitual.

Coplanar placas solares para optimizar

Como venimos comentado, la instalación fotovoltaica óptima depende de muchos factores. Uno de ellos es la localización. Y, en el caso de instalaciones solares en tejados, suele ser conveniente adecuar la inclinación de las placas a la del propio tejado. Además, muchos tejados de España se encuentran entre los 20 y los 35 grados

La inclinación de las placas fotovoltaicas debe superar los 15 grados

En cualquier caso, se recomienda que la inclinación de las placas solares no debe ser inferior a 15 grados. Es así para asegurar la evacuación de agua sobre las placas en caso de precipitaciones. Si el agua se estanque, puede provoque suciedad, Además de unos posibles daños por un efecto lupa de las gotas.

En definitiva, hay que tratar de evitar daños en las placas solares. Sobre todo en lugares donde el acceso es dificultoso y consecuentemente su limpieza, como podría ser un tejado.

Problemas de una inclinación mayor de 30 grados

Con una inclinación en las placas fotovoltaicas superior a 30 grados puede haber problemas de inestabilidad en la instalación fotovoltaica. Principalmente en zonas con una fuerte incidencia del aire, que pueda llegar a causar daños.

No obstante, los encargados de realizar la instalación de placas solares se encargarán de que no existan problemas de ningún tipo, asegurando un máximo rendimiento y un buen estado de la misma durante al menos 25 años.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?